Cómo conducir en moto con niebla

Cómo conducir en moto con niebla
Cómo conducir en moto con niebla

Más de un motorista pensará que, cuando hay niebla, el mejor consejo es dejar la moto aparcada. Y así es. Pero en caso de ponerte a los mandos de una moto o scooter con niebla intensa, debes tener en cuenta estos consejos.

Conducir moto con niebla

Si circulando los motoristas somos más vulnerables que los “enlatados”, en condiciones de poca visibilidad aún más. Pero a veces nos encontramos con la niebla en pleno trayecto, y ahí es donde es conveniente saber y tener muy claros una serie de aspectos que nos ayudarán a llegar más seguros a nuestro destino.

La niebla es vapor de agua condensado cuando la visibilidad es inferior a un kilómetro. De hecho, es una nube a la misma altura a la que estamos. Provoca sensación de frío, es pegajosa y húmeda, y a veces “moja” de verdad. Se puede circular con niebla, pero llegado un punto -que tras leer este artículo te dictará el sentido común-, es mejor salir de la calzada con la moto y esperar a que aclare.

Clasificación según visibilidad

Según su visibilidad hay distintos tipos de niebla, y pueden converger varios tipos en un mismo tramo. Hay que estar atento pues, a los cambios de visibilidad.

CLAVE – LÍMITES – DESIGNACIÓN

00 – De 0 a 25 m – Niebla densísima, sin visibilidad

0 – De 25 a 50 m – Niebla muy densa, sin visibilidad

1 – De 50 a 100 m – Niebla espensa, muy poca visibilidad

2 – De 100 a 500 m -Niebla, muy poca visibilidad

3 – De 500 a 1.000 m – Niebla, poca visibilidad

La visibilidad propia también es muy importante. Ver y ser vistos, de día y de noche. Tener las luces en perfecto estado es imprescindible, con niebla o sin ella. Si hay, es muy importante llevar SIEMPRE las luces cortas, NUNCA las largas, pues auto-deslumbran reduciendo la visibilidad, más aún que la propia niebla. Si llevas luces antiniebla, o de warning, actívalas, y procura activar la luz de freno de vez en cuando para que te vean por detrás.

Equipamiento

Si la niebla te pilla desprevenido, la ropa impermeable te ayudará a pasar el mal trago, porque a la larga acaba calando. Si tu ropa no lleva tiras reflectantes, siempre será útil llevar bajo el asiento un arnés reflectante. Es barato, ocupa poco espacio y puede salvarte la vida. Los cascos con sistemas antivaho, como las pantallas diseñadas para albergar pinlock, hacen la diferencia. Una pantalla empañada en la niebla es una pesadilla. Si te ocurre, para y sal de la carretera.

Velocidad

Es evidente que no podemos ir a la misma velocidad con una visibilidad de 500 metros que con una de 100 metros, pero siempre habrá de ser muy inferior a la que llevaríamos en condiciones de visibilidad normales, o de noche y con lluvia. Es fácil perder la sensación de velocidad al no tener referencias visuales, mucho cuidado. Hay que adecuar la velocidad por debajo incluso de la visibilidad disponible que permita reaccionar ante cualquier eventualidad a la velocidad que se vaya. Mañana siempre habrá más precavidos que confiados. Si no puedes ver ni las rayas de la calzada, para y sal de la carretera.

Distancia de seguridad

Aumenta la distancia que te separa del vehículo que te precede más allá de lo que normalmenta harías. Con niebla, es posible que tenga que dar un frenazo repentino, y en ese caso querrás tener el máximo número de metros entre él y tú. Tu frenada será más suave y progresiva, y la de los que vengan por detrás de ti, también. Si la distancia de seguridad que precisas te impide ver las luces del que te precede, para y sal de la carretera.

Conducción

La concentración para cumplir todo lo anterior es la clave, y no confiarse si se sale de un banco de niebla, aunque la visibilidad torne en cristalina. Puede haber otro banco más adelante. Además, lo normal es que la niebla haya pasado por ahí y que el asfalto esté húmedo, hay que seguir conduciendo como si lloviera. Especial atención a los cruces e incorporaciones, tratar de hacerlas siempre por el lado exterior de la calzada, pegado al arcén, para poder disponer del mismo en caso necesario.

PUNTOS CLAVE

Reducción drástica de velocidad
Visibilidad y ser vistos
Siempre luz de cruce
Ropa reflectante
Distancia de seguridad muy superior a la normal
Asfalto húmedo
No comprometer la seguridad: saber parar y apartarse de la carretera

Fuente de información:
https://www.formulamoto.es/

Comparte !

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*